domingo, 16 de noviembre de 2014

MUCHO MIEDO Y POCA VERGÜENZA

MUCHO MIEDO Y POCA VERGÜENZA. Cuando mi abuela, zapatilla en ristre, se lanzaba a por nosotros para impartir justicia, mis hermanos y yo nos poníamos a llorar lastimeramente para tratar de influir en su ánimo y , si no conseguir que nos perdonara, al menos amortiguar la intensidad de sus zapatillazos. Para esta situación ella tenía una frase lapidaria: ¡Vosotros lo que tenéis es mucho miedo y poca vergüenza! Esa frase se me ha venido a la cabeza en estos días viendo y oyendo a una variopinta caterva de telepredicadores, políticos en declive, charlistas y demás fauna mediática que se anticipan al zapatillazo que les pueden dar en unas elecciones con una monserga de lloriqueos y pronósticos catastrofistas. Estos profesionales de la información que han engordado en feliz compadreo con toda una fauna de diputados , concejales y otros políticos putrefactos, que han escrito o vociferado al dictado de quienes les pagaban sus pingües emolumentos, dicen que están muy preocupados. Tienen motivos para estarlo . Ayer un periodista con una pose muy de “gauche divine”, el señor Arcadi Espada, reclinado sobre su mesa ,con un aire a lo Baudelaire, dijo que no había que ser populistas,¿ que por qué había que darle la razón al pueblo si no la tenía? Claro, como va a tener la razón el pueblo si la tiene él. Estos tipos tomándose un gin tonic son más lúcidos que toda esa gente que tenemos la razón obnubilada de tanto madrugar . Luego añadió un titular para poner en mármol: “ Si gana Podemos, España demostraría su analfabetismo” Me importa una mierda si las encuestas dicen que quienes manifiestan estas preferencias pertenecen a las capas mejor preparadas del país. Aquí quien entiende de esto somos nosotros. Los que tenemos un hígado a prueba de bomba para tragar todos los detritus sin pestañear. Los que fuimos amigos de Felipe González pero luego nos hicimos de la FAES, los que pasamos del País al Mundo, o del Ribera al Rioja, del partido comunista al consejo de Caja Madrid. Los que llevan treinta años tragando con todo y ahora, antes de que les den con la zapatilla ya están llorando. Esta mañana me ha avinagrado el café un señor de edad ( no sé si de la edad de Piedra o del neolítico) que adoctrinaba a un joven extranjero-creo que suizo- sobre lo que estaba pasando en España. -“Pues, sí , es que resulta que un tal Julio Iglesias, uno con coleta y descamisado que es amigo de Fidel Castro y de Chávez...sí hombre, uno que apoya la ETA y a los separatistas de Barcelona, ese quiere ser presidente en España. Y claro como aquí la gente son unos borregos y unos incultos, serán capaces de votarles”. Trascribo literal la conversación porque el vejete soltaba el mitin detrás de mi oreja. Yo, que no sabía si reír o llorar, apuré mi café y me marché a comprar unas judías verdes al mercadillo, aprovechando que el sol estaba alegrando el domingo. Qué rápido hemos pasado de ser el sacrificado pueblo español para pasar a ser una masa inculta de iletrados a los que se engaña con una caña. Descamisados, peronistas nos llamaba también el elegante escritor Arcadio Espada. Que no tenemos ideología, que sólo sabemos decir que queremos trabajo y dignidad, que no sabemos hacer otra cosa que criticar la corrupción. Que eso no es hacer política. Que los dejemos a ellos que ellos saben cómo se lleva este negocio. Y tanto que lo saben. Por eso lloran, porque tienen mucho miedo y poca vergüenza. Felipe Gutiérrez

2 comentarios:

Carlos San José dijo...

Querido Felipe, yo tambien vi y escuche a Arcadi Espada diciendo todo eso que dices y alguna otra cosa. Al vejete no, pero me lo puedo imaginar...

Comparto una vez tus palabras y tus pensamiento y si, cada vez me gusta mas la gente sencilla y,

Carlos San José dijo...

a lo mejor, analfabeta. Estoy de los listos, de los cultos y de los modernos hasta las narices.

Desde luego, mas miedo que verguenza es lo que tienen.

Abrazos

Carlos