jueves, 30 de octubre de 2014

VIEJOS OFICIOS.

LA CHURRERA. Cuando el cuchillo frío del Guadarrama llega a Madrid los tejados se ponen blancos de escarcha. Es el tiempo de los bares humeantes de café y churros. La gente camina con la cabeza gacha y las manos en los bolsillos. Corren los años cincuenta. Dentro del bar la gente comenta de fútbol, de boxeo o de toros. De otra cosa no se puede. En la esquina de la calle Jorge Juan está como cada día la churrera con su delantalito blanco. Es una chica joven, se diría que una niña. Tiene los ojos vivos y una sonrisa grande como un invierno. Está de pie frente a un tablero .Sobre él un gran cesto de mimbre donde guarda los churros tapados por un paño blanco. Bajan las criadas a comprarle los churros que ella ensarta en un junco verde. Todas ellas son jóvenes y por eso hablan de sus novios y de sus cosas. La churrera lleva unos manguitos también blancos para no mancharse de grasa los puños. Canturrea con bonita voz una copla de Antonio Molina y los barrenderos la aplauden y le dicen ¡ole! Luego se queda hablando bajito con uno de ellos. Un chico larguirucho con bigotillo de galán. Pasan los coches. Se oye alguna bocina. En la esquina un ciego pregona ¡los iguales para hoy! La churrera vuelve a la carga:"¡qué el futuro es muy oscuro, que el futuro es muy oscuro ay..trabajando en el carbón! Luego, Carmina guarda su copla y recoge su puesto. Se va contenta haciendo sonar la calderilla del bolsillo de su delantal. Con su cesta al brazo, hacia la calle Alcalá. Hacia su barrio de las Ventas. El chico larguirucho es mi padre. Carmina es mi madre. La churrera más guapa de Madrid.

8 comentarios:

Carlos San José dijo...

...y con sorpresa. Lo cuentas muy bien Felipe.

Abrazos

Carlos

Ernesto Olivares dijo...

Genial, como siempre. Salud camarada

Felipe dijo...

gracias, amiguetes!!!

Carlos dijo...

Muy buenos Felipe, aprovecho esta entrada para las tres, pues se me empezaba a acumular el trabajo.la carta me gusta ( a Pablo Iglesias) Ojalá y lo digo de verdad, no te llegues a sentir defraudado estoy seguro que tu prudencia, tu cautela y tu experiencia harán que no caigas preso de una borrachera de euforia, yo hoy mismo ya he visto a unos cuantos...
El homenaje a tus padres y en especial, tal vez a tu madre, sencillamente genial y precioso, con final de película de esas que te secas las lágrimas antes de que se enciendan las luces. Del cascarrabias me da miedo poner algo no vaya a ser que...en fin enhorabuena una vez mas.

Felipe dijo...

Gracias, Carlos,una vez más y siempre.Ya sabes con la edad se va uno convirtiendo en un viejo sentimental...aunque ahora que me acuerdo siempre fui un viejo sentimental, ja ja ....un abrazo.

marisa san jose vargas dijo...

Que bonito Felipe, tengo que decir que me emocione al leerlo, que bien escribes puñetero.
Besos para todos

Clara dijo...

Otro olé por la de los ojos azules y otro por el "larguirucho con bigote", aunque no sepa cantar los dos son muy grandes. Y de tal palo salió su astilla. Léeselo el sábado que viene. Un besito

Felipe dijo...

besos para la nieta de la churrera y los hermanos San José ( mis mejores lectores9