domingo, 26 de octubre de 2014

EL CASCARRABIAS

EL CASCARRABIAS. ¿Pero qué es realmente un Cascarrabias? Como todos los mamíferos macho que han sobrepasado la etapa reproductiva, el Cascarrabias tiende a la misantropía. Se aleja de la manada porque todo le molesta: los gritos estridentes de los cachorros, las críticas a su aspecto desaliñado por parte de algunas hembras .En definitiva tener que seguir la senda de los demás elefantes. A él nadie tiene que decirle por donde debe andar. Y es que el Cascarrabias no es que se crea en posesión de la verdad, es que él es la verdad. Cuando algún congénere más joven osa llevarle la contraria él le suelta aquello de…”cuando tú andabas aún en pañales yo ya leía a Kafka” Porque hay que decir que el Cascarrabias es un hombre de conocimientos enciclopédicos aunque, debido a su edad, le cueste recordar los títulos de libros y películas, las fechas de los cumpleaños y hasta el código de las tarjetas. El Cascarrabias tiene siempre una explicación global e irrefutable para explicar cualquier cuestión crucial de economía, política o el modo de hacer la paella. Cuando habla , sienta cátedra y aquellos que no coinciden con su modo de pensar es porque son estúpidos o están poseídos por la banalidad de los medios de comunicación. Cualquier causa perdida encontrará al Cascarrabias ahí, solo, defendiendo el fuerte con su bandera deshilachada haciendo frente a los vientos de la incomprensión, , y esperando oír una corneta que anuncie, por fin, la llegada de cualquier séptimo de caballería. Al Cascarrabias le importa un bledo lo que opinen los demás, aunque para sus adentros reconozca que no puede vivir sin el aliento, sin la aprobación, de aquellos a los que quiere o respeta . No por orgullo, no, es cuestión de principios. Este macho alfa cada vez es menos macho y menos alfa y arrastra su saco de contradicciones como un superviviente sacado de una novela de Jack London. Gruñe y arremete contra la fría tecnología o a favor de la esperanzadora tecnología, contra las viejas y mostrencas tradiciones o a favor de las bellas y queridas tradiciones, contra todo y contra lo contrario…Para eso es un cascarrabias ,¡pues claro! ¿Qué es un Cascarrabias? ¿Y tú me lo preguntas mientras clavo en tu pupila mi pupila azul? Cascarrabias soy yo, ¿Cascarrabias eres tú? Felipe. 27de Octubre.

3 comentarios:

Helen dijo...

Cada vez más...

Angela Rivero del Barrio dijo...

¡Que genial!
Yo no te conozco mucho pero si me dijesen que a cual de los siete enanitos te pareces, yo diría que Cascarrabias sería el número cuatro je je

Clara dijo...

Bueno yo diría que una mezcla entre el enanito gruñón y el enanito feliz...Lo importante es qué hay bajo esa coraza de cascarrabias ¡no hay mucho por lo que preocuparse!